3/2/13

Posmodernismo y juicios por jurado

Por Argentina sin Juicios por Jurado

¿Justo? ¿Injusto? Para el juicio por jurados todo da igual

Los juicios por jurados son una excelente muestra de la irrupción del posmodernismo a la dinámica social.
 
La sociedad posmoderna niega la existencia de principios de justicia inmutables y universales, a través de lemas tales como: "la justicia es relativa" y "nadie es dueño de decir qué es justo e injusto".
 
El Estado posmoderno se desentiende de la administración de justicia para la conformación de valores sociales justos, en la convicción de que no existen principios morales superiores por los que velar.
 
¿Cómo se inserta el juicio por jurado en esta dinámica? Sencillo. Se inserta con el vacío razonamiento: "Si así lo dice la mayoría del jurado, será lo justo".
 
Una sociedad que no reconoce ningún principio moral en el cual descubrir la justicia o injusticia del caso, se conforma con cualquier decisión —sea justa o injusta— sin cuestionar nada, y aunque provenga de la libre convicción de doce personas absolutamente ignorantes de derecho.
 
Un Estado que no reconoce ningún principio de justicia, otorga la potestad de juzgar a personas ignorantes de derecho, esto es, a los jurados populares, aunque sus fallos frecuentemente sean un verdadero dislate reñido con la más elemental justicia.
 
Cuando todo es justicia y nada es justicia, da igual quién juzgue y cómo lo haga. Eso es el posmodernismo. Eso es el juicio por jurados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario